Con la contratación de Willian el Arsenal se está transformando en una fuente de rumores y además arma un once importante de cara a la próxima temporada. Los gunners, clasificados a la Europa League al conquistar la F.A Cup ante su máximo rival, el Chelsea, sueñan con regresar a lo más alto de la Premier League y para ello saben que necesitan nombres.

El principal nombre que suena para llegar a las filas del cuadro londinense es Coutinho, mediapunta que no fue comprado por el Bayern Munich y deberá regresar a la plantilla del Barcelona en donde no será tenido en cuenta.

Esta semana fue bastante tranquila en cuanto a movimientos pero muy sonada en cuanto a rumores. Por ejemplo, hoy circula la noticia de que Jorge Mendes, el agente de Cristiano Ronaldo, ofreció al delantero luso al PSG, al Chelsea, al Real Madrid y al Barcelona porque el portugués quedó inconforme con la Juventus luego de la eliminación de la “Vecchia Signora” en manos del Lyon en la Champions.

De su lado, hoy se confirmó la vinculación en condición de préstamo de Juan Camilo Hernández, delantero colombiano, al Getafe, equipo que quedó a puertas de la clasificación a la Europa League.

En otro orden de ideas, el Real Madrid necesita hacer caja y para ello nombres como Gareth Bale, James, Dani Ceballos, Reguillón y Lucas Vázquez no continuarían en el cuadro blanco. Precisamente, se conoció en los últimos días que el Nápoles ofertó por Reguillón pero que a los merengues no les convenció la cifra que presentaron los italianos.

En Manchester, la prensa inglesa comenta que Bernardo Silva está muy cerca de fichar por el F.C Barcelona mientras que Nicolás Otamendi podría convertirse en jugador del Nápoles o del Real Betis en las próximas semanas.

A su vez, en el transcurso de la semana se confirmó la contratación de Dani Parejo y de Coquellin por el Villareal, que también puso en lista de transferencias al colombiano Carlos Bacca. La prensa ibérica comenta que Luis Suarez, delantero cafetero, sería el encargado de tomar el lugar del frente de ataque dejado por el barranquillero.