En muchos casos el fútbol se transforma en un arma de doble filo para jugadores que son estigmatizados como futuros promesas y terminan siendo deportistas comunes y corrientes que recalan en equipos de segunda categoría.

Durante los últimos años, muchos cracks “se quemaron” en el estrellato y hoy militan en equipos de segunda cuando su objetivo era dar la pelea por el Balón de Oro.

Este es el once de las figuras que prometían ser cracks y terminaron quemándose en el estrellato:

Arquero

Karius: Recordado por su fallo que le costó la final de la Champions al Liverpool, el guardameta que tenía cara de buen futuro está cedido en el Besiktas turco y los reds no quieren mantenerlo en sus filas.

Defensas

Richards: Pensado como uno de los grandes futuros de la defensa inglesa, Richards no terminó de convencer y terminó saliendo en condición de préstamo a la Fiorentina para luego recalar en el Aston Villa, en donde terminó su carrera

Pedro Franco: Muchos comparaban el talento de Franco con el de Mario Alberto Yepes, no obstante, el central ex Millonarios no terminó de convencer en Europa y terminó cedido en un equipo de Segunda División Turca.

Marc Muniesa: De la línea del can Barca, Muniesa nunca tuvo las oportunidades esperadas en las filas culés y terminó saliendo al modesto Stoke City, cuando se suponía que era una de las grandes promesas del fútbol español.

Royston Drenthe: El holandés que llegó al Real Madrid luego de un brillante europeo sub-21 con la “Naranja Mecánica” nunca dio su máximo nivel y se retiró a los 29 años para dedicarse a cantar rap.

Centrocampistas

Anderson: Su talento enamoró en su momento a Sir Alex Férguson, quien lo fichó para el poderoso Manchester United. El jugador, que compartió vestuario con Cristiano y fue considerado Golden Boy, actualmente juega en el Adama Demirspor de Turquía en donde ha participado en 14 encuentros sin marcar goles.

Yoann Gourcuff: Considerado por muchos como el heredero de Zidane, Gourcuff no encajó del todo en el sistema implementado por el A.C Milán y terminó siendo una estrella común y corriente, con mucha fama y dinero pero poco juego. Ahora el mediocentro se encuentra sin equipo, su último club fue el Dijon.

Delanteros

Robinho: Sus constantes desmarques enamoraron en su momento a la afición del Real Madrid, sin embargo, el desempeño del carioca en el viejo continente no fue el mejor y terminó regresando a Brasil. El mediapunta milita actualmente en el Bashekir, reciente campeón de la Liga Turca.

Mario Balotelli: El delantero italiano, que dijo que iba a ser Balón de Oro, terminó siendo expulsado del Bresccia, su último club, al no presentarse a los entrenamientos luego del parón obligado por la pandemia. Balotelli suena para llegar al Besiktas.

Bojan: Para muchos hinchas culés este jugador era el llamado heredero de Messi, sin embargo, desde que salió del Barcelona solo brilló en la Roma y pasó por clubes como el Milán, el Ajax, el Stoke City y el Alavés. Ahora, Bojan juega en la MLS con el Montreal Impact.