En los últimos años Sevilla ha demostrado que tiene un vínculo especial con la Europa League. De la mano de Unai Emery, el conjunto andalúz conquistó 3 copas consecutivas y se transformó en un evidente peligro en la competición.

Hoy, los andaluces dieron un paso importante para seguir luchando por el título y eliminaron al Wolves, uno de los conjuntos más duros de Inglaterra que soñaba con meterse por primera vez en una semifinal de Europa League. El partido no fue fácil para los españoles. Raúl Jiménez falló por primera vez en toda su carrera un penal y esto le brindó un aire a la escuadra de Lopetegui, que estaba siendo sorprendida por la presión alta y velocidad del Wolves.

El gol de los andaluces llegó por medio de un cabezazo de Lucas Ocampos en el minuto 88. El argentino se transformó en una pieza clave para la escuadra y está en boca de los aficionados. Con el solitario tanto, los españoles se clasificaron a la siguiente ronda de la competencia en donde medirán fuerzas con el Manchester United.

En otro orden de ideas, el Shaktar no tuvo problemas y goleó 4-1 al Basel para mantener las esperanzas de alzar la Euro League. Los ucranianos enfrentarán al Inter de Milán en la otra semifinal de la Copa que se llevará a cabo la otra semana.