Luego de conquistar la Copa Libertadores con Atlético Nacional Marlos Moreno llegó al Manchester City a petición de Pep Guardiola, que en un principio quería utilizarlo como extremo en una plantilla integrada por nombres como Sterling o Sané en esa misma posición.

En 2016, Moreno arribó al City por una cifra de 1 millón de dólares dinero que entró muy bien a la directiva verde. En cuatro años, el mediapunta pasó por el Deportivo La Coruña, por el Girona, por el Flamengo, por el Santos Laguna, por el Portimoense de Portugal, siendo este su último equipo.

Su falta de continuidad junto con actos de indisciplina que han colmado la paciencia de los planteles en los que ha estado en condición de préstamo ocasionan que el jugador no sea apetecido en las filas del City, lo cual obligó a una nueva cesión en esta oportunidad al Lommel S.K de la Segunda Divisón de Bélgica.

Para muchos, Moreno ha sido un verdadero fracaso pues luego de ganar la Libertadores no logró mayor cosa y su actitud hace que el City estudie en no renovarle el contrato que tiene. En cuatro años, Moreno anotó 4 goles en los diferentes clubes donde paso, causando indignación en los aficionados citizens que muchas veces ni lo conocen.