Una jornada tranquila vivió hoy el fútbol europeo cuando el Bayern Munich y el Barcelona aseguraron su participación en los cuartos de final de la Champions que se llevarán a cabo a partir del miércoles en Lisboa, Portugal.

Con un primer tiempo brillante, Barcelona borró los fantasmas de un cierre nefasto liguero para entrar a la siguiente ronda de la Champions. Ante un Napoli que se vio sorprendido, los blaugranas aprovecharon fallos defensivos de los italianos que les sirvieron para irse al descanso ganando 3-1, lo cual hacía ver tranquila la serie. Suárez, Messi y Lenglet anotaron para el Barcelona, Insigne descontó para los napolitanos.

Pese al marcador, Napoli salió a incomodar a los locales con presión alta y agresividad a la hora de recuperar, generando así más de una oportunidad que atajó Ter Stegen. En el lado de los italianos tapó David Ospina, que no contó con su mejor participación y quedó eliminado de la Champions.

En otro orden de ideas, el Bayern Munich arrazó con el Chelsea de Frank Lampard, que encajó una monumental goleada por un marcador de 4-1. Los bávaros siguen demostrando que son uno de los candidatos a ganar el título de la Champions y que quieren regresar a lo más alto del viejo continente.

Los goles marcados por los alemanes fueron de Lewandoski (X2), Perisic y Tolisso. En el costado blue anotó Abraham. El próximo fin de semana medirán fuerzas Bayern Munich y Barcelona por un boleto a la semifinal de la Champions League.