La jornada de ayer de la Vuelta a Polonia estuvo marcada por un triste suceso en el cual se vio implicado  Dylan Groenewegen , quien empujó con el codo a Fabio Jakobsen ocasionando que el ciclista terminara cayéndose contra una valla publicitaria.

Según informó la prensa internacional, la situación de salud de Jakobsen es delicada pues perdió mucha sangre y por el golpe podría tener múltiples fracturas en su cuerpo.

La molestia, tanto de la prensa como de los miembros del equipo de Jakobsen es evidente, tanto así, que el director del Quick Step aseguró que denunciará a Groenewegen por ocasionar la caída de la Vuelta Polonia que incluso podría costarle la vida a Jakobsen.

De momento, la UCI (Unidad de Ciclismo Internacional), no ha mencionado la sanción que le otorgará a Groenewegen por el suceso, sin embargo, en un comunicado emitido ayer la entidad calificó de inaceptable la acción que llevó a cabo el holandés.

Hoy, Groenewegen pidió disculpas, sin embargo, sus palabras no fueron bien recibidas ni por los rivales ni por los medios de comunicación, que llegaron a pedir cárcel para el holandés por intento de homicidio. El director del Quick-Step, Patrick Lefevere, estuvo de acuerdo con las especulaciones, argumentando que el hombre de países bajos merece la cárcel. “Deberían meterle en la cárcel”, declaró después del esprint, donde Jakobsen salió despedido por encima de las vallas .