El inicio de la Vuelta a Polonia no fue el esperado, ya que, cuando se iba a terminar la carrera ocurrió una brutal caída que dejó varios lesionados que no pudieron finalizar con la jornada. Dylan Groenewegen, en medio de esta polémica, se quedó con el primer lugar de la etapa, no obstante, la UCI (Unión Ciclística Internacional), decidirá en las próximas horas la determinación sobre el triunfo.

Las críticas son evidentes hacia Groenewegen pues el ciclista empujó con el codo a Fabio Jakobsen, quien terminó chocándose con una valla publicitaria y sufriendo una terrible caída. Es tan fuerte la reacción de la prensa internacional que incluso piden cárcel para Groengewegen.

En la caída estuvo el colombiano Sebastián Molano, quien se vio afectado por el golpe que sufrió el pelotón gracias a la mala acción que llevó a cabo Groengewen. Por el evento, el ciclista del Team Jumbo-Visma podría ser suspendido de la competencia e incluso podría quedarse fuera de otras carreras.

Recordemos que, el año pasado la Vuelta a Polonia sufrió una triste noticia cuando el belga,  Bjorg Lambrecht, murió en la competencia tras un fuerte impacto ante una alcantarilla.