La obtención del título de Serie A, la directiva de la Juventus no está del todo conforme con el desempeño de la plantilla y planea desarrollar modificaciones en la nómina pensando en bajar el promedio de edad y en darle un aire nuevo al club.

Ayer, con su sopresiva derrota en Cagliari, la “Vecchia Signora” confirmó una racha negativa, ya que, desde la temporada 2010-2011 no encajaba tantas derrotas en una sola campaña (lleva 10). Es por ello que tanto el cuerpo técnico de Mauricio Zarri y algunos deportistas están en la cuerda floja y no tienen asegurada su continuidad.

Con la presión encima, Juventus deberá mejorar su rendimiento sino quiere quedar eliminada en la vuelta de los octavos de final de la Champions ante el Lyon. Recordemos que la ida finalizó 1-0 a favor de los franceses.

En consecuencia, los altos mandos del cuadro de Turín tienen nombres anotados que saldrían del plantel la próxima campaña, el primero de ellos es el de Gonzalo Higuaín. El delantero no tuvo una buena temporada al mando de Zarri, que lo conocía muy bien pues convivieron en el Napoli años atrás.

En esta campaña, el argentino suma tan solo 5 goles en 23 encuentros, lo que tiene muy molesta a la directiva de la Juve. Es tal la rabia de los altos mandos del plantel que incluso se dice que rescindirían el contrato de Higuaín, quien podría recalar en River Plate o en la MLS.

De su mano, Sami Khedira llegó años atrás a la Juventus luego de un importante papel en el Real Madrid y en la Selección Alemana. El teutón fue víctima de muchas lesiones en la presente campaña y disputó 10 encuentros, número muy bajo en comparación de su alto salario. El ex merengue regresaría a la Bundesliga la siguiente temporada.

También en el mediocampo, Aaron Ramsey y Blaise Matuidi no continuarán en la plantilla de la Juventus. Ramsey terminó su primera temporada con los italianos y no tuvo el mismo rendimiento del Arsenal, razón por la cual le buscarían un espacio en otro club. El galés jugó 15 encuentros y anotó 3 goles. Entretanto, el francés disminuyó su rendimiento y se irá en el verano. El campeón del mundo con Francia podría ser una pieza de intercambio entre el Inter y la “Vecchia Signora”, ya que, los bianconeros quieren a Diego Godín mientras que los de Milán pretenden reforzar la línea de volantes.

A su vez, la banda derecha tendría cambios pues Federico Bernardeschi no convenció a la directiva y el Napoli está interesado en buscarlo. El italiano llegó como una promesa en 2017 y saldría por la puerta menos pensada rumbo a un clásico rival de los de Turín. En la línea defensiva, el lateral, Mattia De Sciglio no tuvo los minutos esperados y contó con la suerte de que el Barcelona está interesado en sus servicios. El ex Milán llegaría al Camp Nou por 10 millones de euros.

Los que llegan

Mientras el número de rumores de salidas de la Juve es amplio, las llegadas no sobresalen de manera equilibrada. Por ahora, se comenta que Milik, el delantero del Napoli, estaría fichado por los bianconeros ante la dificultad para traer a Duván Zapata.

Entretanto, suena con fuerza el intercambio Matuidi-Godín entre el Inter y la Juve. La zona defensiva del plantel pecó mucho y por ello buscarían una carta de experiencia como el uruguayo.

De su lado, se oficializó el intercambio entre Pjanic y Arthur el mes pasado. La polémica transferencia dejó como gran favorecida a la Juventus que adquirió un mediocampista joven por una cifra menor a su valor oficial de transferencia.

En otro orden de ideas, por su irregularidad la Juventus buscaría un cambio en el banquillo y Mauricio Pochettino, ex entrenador del Tottenham, sería la primera alternativa para reemplazar a Sarri.