Después de una campaña llena de muchos altibajos a nivel colectivo, la Juventus rompió todos los rumores que apostaban a un nuevo traspie y venció 2-0 a la Sampdoria, obteniendo su noveno Scudetto consecutivo de la mano de una gran versión de Juan Guillermo Cuadrado.

El colombiano, que arribó a las filas de la escuadra de Turín en 2015, disputó 32 partidos, anotó 2 goles y dio 6 asistencias, respondiendo de manera efectiva a las labores solicitadas por el cuerpo técnico de Mauricio Zarri.

Jugando en algunos casos como mediapunta, con una vocación más ofensiva y en otros retrasado como lateral derecho, Cuadrado se transformó en una pieza clave de la banda derecha bianconera. En total, el ex jugador de Independiente Medellín suma 11 títulos en su palmarés ( 9 en Italia, 2 en Inglaterra en su fugáz paso por el Chelsea).

Se podría decir que esta es una de las mejores campañas del antioqueño, que con continuidad, goles, gambetas y asistencias enamoró a la hinchada de la “Vecchia Signora”, demostrando que con trabajo y constancia los resultados llegan por si solos.

De su lado, los goles del partido de hoy los convirtieron Cristiano Ronaldo y Bernardeschi, sellando una importante victoria. El luso falló un penal que lo alejó de la obtención de la bota de oro, ya que, Immobile convirtió hat trick en el duelo de la Lazio y el Hellas Verona.