Impotencia, esta palabra podría situación de James Rodríguez en el Real Madrid. A pesar de ser considerado como una estrella de talla mundial el cafetero no cursa por su mejor momento y pasó de estar en la titular del club a ni siquiera entrar en las convocatorias de Zinedine Zidane.

Más que un objeto de juego, James se convirtió en el centro de los rumores del mercado de transferencia de la casa blanca. Hace dos años, el volante ofensivo terminó uniéndose al Bayern Munich, hoy, clubes como Manchester United, Inter de Milán, A.C Milán, Atlético Madrid y Arsenal quieren contrar al colombiano, buscando rescatar el mejor nivel del crack.

Con tan solo 8 partidos jugados, 1 gol y 1 asistencia durante esta temporada Rodríguez perdió continuidad y cuando Zidane se la otorgó el colombiano no cumplió en parte por las lesiones. Esta campaña, el cafetero contó con 4 lesiones que lo alejaron de la cancha por más de 3 meses, obligándolo así a perderse casi la mitad de la Liga Española.

Mientras el ex Envigado se recuperaba, jugadores como Isco, Kroos, Modric, Valverde, Casemiro y Vinicius mantuvieron su forma y le ganaron el espacio el colombiano. Más allá de su salario de 8.5 millones de euros netos anuales, el futuro de James parece estar más lejos que cerca del Real. Incluso, medios españoles aseguran que el Atlético Madrid y que el Manchester United son los clubes más interesados.

Todo lo anterior hace pensar a la afición merengue que el Real Madrid está encartado con James, ya que, no juega, y además le pide al cuerpo técnico que sino va a tener minutos no lo convoque a los partidos. Zidane se defiende argumentando que el colombiano es uno más de la plantilla y que es importante, no obstante, los partidos otorgados en la Liga demuestran todo lo contrario.